Servidumbre (In)voluntaria y Manipulación de las Mentes


Alejandro Teitelbaum


Pese a la profunda crisis del sistema capitalista, puesta ahora más que nunca en evidencia en todos los aspectos de la vida social e individual, no se avizora una reacción organizada antisistema de las mayorías y brilla por su ausencia un discurso riguroso y coherente, mensajero sin concesiones populistas ni oportunistas de un ideal revolucionario. El derrumbe del socialismo real y el “socialismo del Siglo XXI”, ficticio y corrupto, han contribuido también a generar en la gente un reflejo condicionado de rechazo a la idea de una transformación socialista de la sociedad.

Con este concurso de circunstancias y en base al control casi absoluto de los instrumentos y medios de producción y de comunicación, estos últimos con una capacidad prácticamente ilimitada para la manipulación de las mentes, el sistema dominante está ganando la batalla. Cabe esperar que, más temprano que tarde, cambie radicalmente esta relación de fuerzas, funesta para el porvenir de la humanidad.

Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época; o, dicho en otros términos, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad es, al mismo tiempo, su poder espiritual dominante. La clase que tiene a su disposición los medios para la producción material dispone con ello, al mismo tiempo, de los medios para la producción espiritual, lo que hace que se le sometan, al propio tiempo, por término medio, las ideas de quienes carecen de los medios necesarios para producir espiritualmente.( Marx y Engels, Ideología alemana, 1846. Cap.I.A. 2. Sobre la producción de la conciencia).

Esto ya lo describió el poeta y escritor romano Juvenal hace 2000 años en sus Sátiras cuando acuñó la expresión “pan y circo”, donde atribuye la apatía del pueblo romano frente a los abusos del poder al hecho que este reparte alimentos y organiza espectáculos grandiosos. Siempre que el pueblo tenga para comer (de vez en cuando) y divertirse, el poder podrá hacer lo que quiera. Esta visión de Juvenal de la relación entre el Poder y el pueblo ha evolucionado mucho desde entonces: los medios utilizados por el Poder para manipular las mentes ahora son muy sofisticados. Y el “pan” que recibe actualmente el pueblo—en relación con el crecimiento exponencial de las diferentes necesidades básicas (alimentos, salud, vivienda, educación, medio ambiente sano, etc.)—es hoy proporcionalmente menor que en la época del Imperio Romano.

Pulsa aquí o en la foto para bajar el ensayo completo en archivo pdf.

 

item9
item1
item2
Contáctanos
Inglés
Mapa del Sitio
HomeInicioRecursosInfo. econServidumbre (In)voluntaria y Manipulación de las Mentes
Información Económica Relvante para LISDINYS...
Bookmark and Share
VALORACIONES ECONÓMICAS Y DESAROLLO SOSTENIBLE